¿Qué hipoteca pedir para comprar piso o casa?

Iniciar el proceso de adquirir una casa o piso es un emocionante capítulo en la vida. En esta travesía, la elección de la hipoteca se presenta como una decisión clave que marcará el rumbo financiero de tu nuevo hogar. En esta guía, desglosaremos las opciones de hipotecas disponibles, brindándote la claridad necesaria para tomar decisiones informadas. Acompáñanos mientras exploramos las distintas sendas financieras y descubrimos juntos la hipoteca perfecta que allanará el camino hacia tu sueño inmobiliario.
Hipoteca para comprar casa

En el fascinante viaje de comprar una casa o piso, la financiación se erige como el cimiento crucial. En esta guía, desentrañaremos las claves para asegurar el respaldo económico necesario y exploraremos estrategias astutas para optimizar tu inversión. Sumérgete con nosotros en el mundo de la compra inmobiliaria y descubre cómo navegar por las complejidades financieras con destreza. ¡Tu nuevo hogar está más cerca de lo que imaginas!

¿Estoy buscando piso, qué ahorros debería de tener?

Si estás buscando piso, tendríamos que tener en cuenta que vas a necesitar un 20%-25%, como mínimo del valor de compra del piso, es decir cada 100 mil euros alrededor de 20 mil euros, para la entrada de la hipoteca para comprar piso o casa, así como para los gastos de formalización e impuestos. Algunas comunidades autonómicas, facilitan ayudas a las personas jóvenes, menores de 35 años, avalando este 20% necesario para la formalización de la hipoteca, con las entidades financieras.

¿Antes de comprar o elegir piso que observaría?

Principalmente, a la hora de comprar un piso, se suelen observar las calidades del piso, insonorización, humedades, orientación, así como conocer cuándo se ha realizado la última reforma, consultar qué problemas ha tenido en el pasado el piso, por ejemplo, humedad por ducha del vecino del piso superior, otros.

Si se va a vivir en una comunidad de vecinos, es recomendable saber cuándo se va a realizar la o próxima obra importante, o próxima derrama, ya que nos puede suponer en el corto plazo un desembolsen inesperado y que tendrás que afrontar o contribuir como el resto de vecinos. Por eso, sería importante preguntar, por ejemplo, cuándo se ha rehabilitado la cubierta o tejado así como la fachada, principales obras cuantiosas de una comunicad, así como el tema de rehabilitación de ascensores o la rehabilitación y accesibilidad de la entrada principal.

¿Cómo elegir o cambiar de hipoteca?

Actualmente tienes dos formas de mejorar la hipoteca para comprar piso o casa, una de ellas es novando (novación) dentro de la misma entidad financiera o bien subrogando (subrogación) la hipoteca con otra entidad. En cada uno de estos casos tenemos que tener claro, que puede tener comisiones por novarte o subrogarte, por lo que es preferible firmar contratos hipotecarios en los que las comisiones de novación, subrogación, cancelación total o parcial sean cero. Recomendamos leer las cláusulas de contratación previamente o bien asesorarte con una tercera persona independiente. Actualmente con los tipos altos, por el coste de subrogarte no te supone interesarte cambiarte de entidad financiera, por eso hay que echar cálculos y observar si nos compensa o no.

Casi todos los bancos cuando haces el intento de subrogarte, o cambiarte de banco, suelen hacerte una contraoferta, por lo que nunca está de más escuchar al sector financiero y tener paciencia, también existen comparadores de hipotecas, que realizan esta gestión por ti, y te ofrecen una o varias alternativas.

Otra forma de mejorar la hipoteca sin novarte o subrogarte es amortizar, si no te gustan los cambios, porque es tu banco de confianza, no tienes tiempo, lo has hecho con un amigo, no tienes tiempo para buscar, otras casuísticas, y has podido ahorrar, dentro de tus posibilidades es recomendable amortizar parte del capital pendiente, de esta manera bajas la cuota a pagar mensualmente, aproximadamente según el tipo de hipoteca contratada actualmente, cada 1.000€ amortizados suelen ser 4€ o 5€ al mes a pagar en tu cuota mensual, evidentemente depende del capital pendiente de amortizar y la duración de la hipoteca.

¿Con la hipoteca tendré que contratar un seguro o domiciliar la nómina?

A parte de estos costes, la hipoteca para comprar piso o casa se suelen contratar con determinados productos adicionales para bonificar (venta embebida) el tipo de interés a pagar durante la duración de la misma, como puede ser la domiciliación de la nómina o cualquier prestación, así como la contratación de un seguro de hogar o un seguro de vida, suelen ser los productos más comunes para obtener dicha bonificación. Por ejemplo, si te ofrecen un 3,5% TAE, te comentarán que se puede bonificar con tu nómina superior a 600€ en un 0,5%, con tu seguro de hogar 0,25% y con un seguro de vida otro 0,25%, por lo que el tipo de interés pasa de ser un 3,5% a un 2,5%, con lo que se abarata el importe o cuota mensual a pagar.

En muchas ocasiones, si echas cálculos, no merece la pena bonificar el tipo de interés de la hipoteca con los seguros de hogar y vida que ofrece el banco, pues acabarán encareciéndose con el tiempo y encareciendo en definitiva, la contratación de tu hipoteca con la entidad financiera o banco, a la larga acaba saliendo caros, por lo que existen otras posibilidades como contratarlos con tu corredor de confianza, como es Correduría de Seguros Cascudo, el cual puede guiarte en esta ardua y difícil tarea, gracias a sus conocimientos y experiencia.

Otros artículos que podrían interesarte

Abrir chat
1
Escanea el código
Correduría Cascudo
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?